Las nuevas fábricas de Toyota tienen menos automatización y más personas. | Automatizar

See on Scoop.itaTICser

Los fabricantes de automóviles a nivel mundial están convencidos de que la automatización es la forma de mantener y reducir los costos a largo plazo e incrementar la calidad. Toyota ha ganado muchos admiradores en las últimas tres décadas, debido a su famoso sistema de producción. Actualmente parece estar haciendo exactamente lo contrario que sus rivales.

Toyota ha vuelto a añadir más personas a sus últimas líneas de automatización. En muchas de sus procesos ha vuelto a emplear a más gente que en un par de décadas atrás. Retrocediendo, en general, los niveles de automatización. Todo parece indicar que esta tendencia continuará en un futuro próximo.

See on www.automatizar.org

Esta es una de las conclusiones de Jeffrey Liker, profesor de Ingeniería Industrial y Operaciones en la Universidad de Michigan, el cual entiende y conoce Toyota como pocos. Ha escrito siete libros sobre el fabricante de automóviles japonés, incluyendo el best-seller “The Toyota Way”. Lo cual habría sido imposible sin un acceso sin precedentes a las plantas de Toyota y su gente.
En los países desarrollados, la automatización de procesos similar a la que conocemos hoy en día, se inició en la década de 1980. Actualmente nadie la cuestiona. En efecto, el trabajo manual es escaso y caro. Trabajos de soldadura y trabajos de pintura rápida han sucumbido a los encantos de la automatización. Lo mismo no puede decirse de la línea de montaje final, en la que el papel de la mano de obra sigue siendo muy importante.

Así, mientras que otros fabricantes de automóviles han automatizado siempre que sea posible, Toyota lo ha hecho sólo para algunos puestos de trabajo. Sin embargo, para muchos puestos de trabajo cree que las personas son más adaptables, se pueden sumar o restar efectivos y transferir fácilmente en donde sea necesario.

Toyota tiene robots de soldadura y de pintura, pero sus líneas de pintura finales son manuales. También es manual la mayor parte de su montaje. Los tipos de automatización que se añaden tienden a ser simples vehículos automatizados guiados para entregar piezas a las líneas manuales.
Por supuesto, Toyota tuvo que aprender esto de la manera más difícil y dolorosa. Tenía la experiencia de exceso de la automatización de algunas operaciones, y descubrió que laautomatización crea un costo fijo. La flexibilidad fue la víctima. En plena recesión mundial, Toyota encontró que había límites para adaptarse a la crisis, debido a esta razón.
El resultado: La nueva línea de motores de Toyota tiene menos tecnología que las líneas existentes y  sus líneas de montaje nuevas también tienen menos tecnología, reduciendo tanto los gastos generales y la tecnología, es más flexible para adaptarse a los cambios.
Un ejemplo es cómo el fabricante de autos tenía una gran cantidad de tiempo de inactividad debido al terremoto en Japón y las inundaciones en Tailandia el año pasado. Pero, debido a los esfuerzos para reducir los costos fijos, la empresa todavía obtener un beneficio este año fiscal, aunque inferior a las previsiones anteriores.

Fue en 2008 cuanto Toyota alcanzó el primer puesto en ventas a nivel mundial. Ese fue el año en el que los principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos – General Motors, Ford Motor y Chrysler estaban en plena crisis. General Motors y Chrysler, incluso se declaró en quiebra.

En poco tiempo Toyota también tuvo que enfrentar las consecuencias de la crisis económica mundial. Por primera vez en 71 años, se registró una pérdida en 2008-09. Luego, entre 2009 y 2010, tuvo que retirar del mercado millones de vehículos debido a problemas técnicos.
Sin embargo, con 7,2 millones de automóviles, fue el fabricante N º 1  de automóviles en 2010. Toyota perdió ese estatus a favor de GM en el año calendario 2011, a raíz del terremoto y las inundaciones.  De acuerdo a los informes y previsiones de la propia empresa, se está preparado para recuperar el primer puesto este año.
Lo que funciona para la empresa es el enfoque en las personas. Toyota pone el enorme esfuerzo y hace grandes inversiones en el desarrollo de las personas. Los empleados son alentados y capacitados para efectuar mejoras (kaizen).

Toyota, como el resto de fabricantes, trata de mantener un equilibrio entre la tecnología y las presonas. Y sobre todo en donde plica la tecnología, la gente en los grupos de trabajo. Las personas se encuentran  en el centro, ya que mantienen la responsabilidad de los equipos. Para aquellos que creen en la automatización y más de lo mismo, hay sin duda un inconveniente.
De hecho, la automatización de los fabricantes de automóviles agresiva en los países en desarrollo no va a eliminar a los trabajadores de sus puestos de trabajo, por el momento. Debido a que las ventas de automóviles en esos mercados (como la India) se prevé que crezca muy bien por algún tiempo.
Así que siempre habrá nuevas áreas donde los trabajadores pueden ser reubicados. Además, las personas también son felices por tener puestos de trabajo en la automoción relativamente bien remunerados  por lo que son propensos a estar de acuerdo con lo que la gerencia le pide. Pero hay un punto más importante.
Se ha observado que cuando la administración trata a la gente como engranajes de una máquina, los trabajadores lo aceptan, siempre y cuando esté satisfecho con las condiciones salariales y laborales, pero no van a aportar sus ideas para mejorar el proceso. Definitivamente esta no es la filosofía que subyace detrás, “Toyota Way”. Lo último que Toyota quiere es que las personas que actúan como robots hagan únicamente lo que se les dice.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.579 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: