Paciente 2.0 y Doctor Google

See on Scoop.itaTICser

La información sanitaria online

Hasta hace pocos años, los ciudadanos apenas tenían la posibilidad de acceder a otra información sanitaria que no fuera la que los profesionales les proporcionaban directamente. En la actualidad, Internet facilita que puedan disfrutar de un acceso, casi ilimitado, a todo tipo de información y recursos pero, a su vez, esto genera problemas antes reservados a los profesionales, como son la selección y la gestión efectiva de dicha información.

See on www.actualmed.com

El paciente 2.0

Un nuevo modelo de paciente, formado e informado, rico en experiencias y habilidades y dispuesto a compartir información y conocimiento, trata de encontrar un espacio que le permita ser tenido en cuenta, y tomar sus propias decisiones en cuanto a la gestión de su enfermedad o, simplemente, la incorporación de hábitos saludables y estrategias preventivas a su estilo de vida.

A su vez, Internet, posibilita y da soporte a una medicina centrada en el paciente, que aún deberá coexistir durante décadas con un modo tradicional de enfrentarse a la enfermedad y demandar, recibir y ofrecer servicios sanitarios.

¿Cuántos de ellos buscan información sanitaria?

De acuerdo con la encuesta de Pew Internet and American Life Project, el 62% de usuarios de Internet en EEUU (73 millones) había buscado información sanitaria en el último año, y según la encuesta de Harris Poll del 2010, un 32% de usuarios conectados la buscaba con frecuencia. En España,un 52,5% de usuarios mayores de 16 años, había buscado información sobre temas de salud, lo que supone más de 9,5 millones, (la media europea es el 45%, y un incremento de 10 puntos porcentuales en tan solo un año (2009 vs 2008). Un perfil típico sería una mujer de 40 años, universitaria, con hijos a su cargo, que consulta información varias veces al mes sobre temas para el cuidado de su salud o de aquellas personas que están a su cargo.

En cuanto a las causas y motivaciones, el ciudadano busca información sanitaria fundamentalmente para reducir la incertidumbre cuando la enfermedad aparece como una amenaza (prevención, aparición de algún síntoma, diagnóstico reciente), o bien cuando se desea mejorar el control sobre algún aspecto de la vida relacionado con una enfermedad (enfermos crónicos), o con el cuidado propio o de los demás.

En general, los temas más buscados se refieren a diagnóstico (79%) y tratamiento (79%), síntomas(67%), medicación (67%), y experiencias de otros pacientes (63%). En el caso de los enfermos crónicos, los tratamientos (85%), diagnóstico (83%), medicación (74%) y experiencias de otros (71%) son los temas más demandados.

Y dando un paso más allá, no solo los temas buscados, sino la propia dimensión de acceso a la Red es diferente según la condición del usuario. Los pacientes recientemente diagnosticados, a pesar de representar el menor porcentaje, tienen un tráfico en la red mayor que crónicos y sanos. Los pacientes que padecen enfermedades crónicas tienen un menor acceso a Internet, con independencia de otros factores sociales, económicos y demográficos, pero se muestran muy activos en el uso de medios sociales para compartir y aprender de otros enfermos.

Un ejemplo es 1Sonrisa1000pañuelos @elblogdeAinara en Twitter

Proceso de búsqueda de información

En cuanto al proceso, esta búsqueda de información se inicia, en su gran mayoría, utilizando un buscador general (mayoritariamente Google), y sólo en un 7% de ocasiones se utilizan páginas web de salud conocidas.

Nos interesa tu opinión

¿Hay mucho ruido en la información sanitaria? ¿Se cumplen los requisitos mínimos de calidad exigibles por por las guías de práctica clínica? ¿Existen contenidos falsos? ¿es un #retosalud?


Seguiremos informando…

Información obtenida: http://www.eitb.comEl libro blanco de los e-Pacientes (Tom Ferguson).


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.569 seguidores

%d personas les gusta esto: