Si encuentras caro un SafeStick, es que no lo necesitas.

Memorias USB, una bomba a punto de explotar.

Cuando tenemos que poner precio al valor que tiene la seguridad, si una medida la encontramos cara lo más probable es que no la necesitamos o que podemos pasar con una más económica.

Si se necesita transportar información en un dispositivo de memoria USB (un stick o un pendrive) lo prudente es hacerlo en dispositivos que permitan el control de acceso con contraseña, en caso de pérdida o robo no se lo debemos poner fácil a nadie para que invada nuestra intimidad, por pública que sea la información que contenga.

En lo referente a información de empresas, administración pública o cualquier tipo de organización, lo habitual es que la utilización de dispositivos de memoria USB sea una excepción, restringida y regulada.

Sin embargo, hay situaciones que es inevitable almacenar información altamente sensible en este tipo de dispositivos, protegida por la LOPD (salud, seguridad del estado, …) o por ser la manejada por altos directivos.

También es cierto que cualquier información puede ser altamente sensible en un determinado momento o en según que circunstancias, pero ya entraríamos en el terreno de lo particular y en este sentido “que cada palo aguante su vela”.

Cuando nos encontramos en la necesidad de tener que llevar información altamente confidencial en un dispositivo de memoria USB no podemos limitarnos a no ponérselo fácil a quien quiera acceder a ella con una simple contraseña, debemos utilizar dispositivos seguros.

Un pendrive es realmente seguro cuando incorpora un chip de seguridad infranqueable, con protección contra ataques y fuerza bruta,  y que cifre toda la información contenida o extraída, utilizando algoritmos de encriptación AES 256 bits, y esta seguridad ya la podemos encontrar en el mercado. 

A destacar que debido al gran incremento de capacidad de estos dispositivos y a que son realmente seguros, se están utilizando cada vez más para almacenar copias de seguridad o de respaldo de manera fiable, con garantías y ocupando el mínimo de espacio físico.

Más información en:

Las 7 Principales Debilidades de la Encriptación por Software” (en inglés).

¿Alguna vez has perdido tu memoria USB (pendrive)?

La seguridad se mide en el punto más débil.


A %d blogueros les gusta esto: