El Estado derrocha más de 1.000 millones en la interconexión de sus sistemas informáticos

Una sola infraestructura virtual reduciría el déficit público:
se ahorraría hasta el 50% del gasto.

Diario Negocio – Andrés Garvi – Profesionales – Mar, 15/02/2011

El Gobierno está reduciendo sus gastos actuales y los funcionarios ya sufrieron un recorte del 5% en sus nóminas. Las medidas racionalizadoras sobre las infraestructuras tecnológicas permitirían ahorrar más de 1.000 millones de euros en los próximos cuatro años.

Expertos y consultoras tecnológicas que conocen la Administración General del Estado han analizado la situación actual para concluir que racionalizando la actual infraestructura tecnológica del Estado “los ahorros oscilarían entre un 25 y un 50% del gasto actual”.

Este porcentaje, aplicado sobre el presupuesto en tecnologías de la información y la comunicación (TIC), podría suponer un ahorro entre 500 y 900 millones de euros. Según el Informe Reina 2009 —elaborado por Presidencia del Gobierno— el presupuesto para las TIC en 2009 fue de 1.920 millones.

Racionalizar servicios
El estudio fundamenta este ahorro en la implantación de un modelo virtual para el almacenamiento de información y comunicación de los diversos organismos públicos. El resultado sería racionalizar y consolidar el servicio informático.

Las tecnologías de la información para el Estado están en manos de pequeños feudos poco rentables, donde se duplican recursos y esfuerzos. Baste recordar la falta de conexión en el ámbito de la justicia o que cada organismo público tenga sus propios servidores de email que no se comunican con los sistemas de correo de otros organismos estatales.

Otros estudios de consultoras o entidades financieras como Bankinter también defienden una infraestructura tecnológica que permita a las distintas administraciones dependientes del Estado reducir costes o, incluso, eliminar inversiones.

Se propugna minimizar los gastos operativos al pagar sólamente por los servicios que realmente se usan. Esta práctica se denomina en el mundo de la empresa privada como cloud computing.

Apuesta anglosajona
El déficit público se reduciría con la puesta en marcha de una única infraestructura de red virtual, bajo cuyo paraguas se encuadrasen todos los sistemas informáticos del Estado.

Administraciones anglosajonas como Australia, Reino Unido o Washington DC están reduciendo sus gastos informáticos. Los británicos ahorrarán 3.800 millones de euros hasta 2014 con la iniciativa G-Cloud.

El Departamento de Estado americano ha contratado un servicio de información detallada y en tiempo real de los presupuestos como un servicio en nube. El ahorro es de un 75%.

PAE 2009 (pdf)


A %d blogueros les gusta esto: