Power Smart – La Energía Inteligente

La energía utilizada para calentar nuestro hogar o para hacer funcionar nuestro ordenador no es tan diferente de la energía que nuestro cuerpo obtiene cuando nos comemos un trozo de pizza. Nuestro cuerpo es como una central eléctrica, convirtiendo los alimentos (combustible) en energía utilizable y generando residuos como subproducto.

Una planta de energía hace lo mismo: el carbón, el petróleo o el gas natural (combustibles fósiles no renovables) se queman en un gran generador de energía para enviarla hasta nuestras casas y dejan el dióxido de carbono, gases nocivos y lodos como subproductos de desecho.

Traducción de: Power Smart – K.Swathi & T Sravanthi by Yuva Engineers  29/4/2010

El problema: los combustibles fósiles (los fósiles de restos de animales muertos y  plantas) tardan millones de años formarse y el volumen de subproductos creados cuando los quemamos no son absorbidos fácilmente por el medio ambiente y provocan contaminación y problemas relacionados con la salud.

HECHOS: La producción de energía produce casi el 80 por ciento de la contaminación del aire, más del 83 por ciento de las emisiones de gases con efecto invernadero, y más daño ambiental que cualquier otra actividad humana.

EL PODER ESTA EN TUS MANOS:

Tan sólo substituyendo cuatro bombillas de 75 vatios que están encendidas 4 horas o más al día por cuatro fluorescentes de 23 vatios, se obtiene más cantidad de luz y se ahorran más de 2.000 kilovatios-hora (kWh) de electricidad y 190 dólares durante la vida útil de 10.000 horas de las bombillas. Si todos los hogares de la Índia hicieran lo mismo, se ahorraría la energía que consumen en unos 38 millones de automóviles en un año.

EFICIENCIA ENERGÉTICA Y LA CONSERVACIÓN DE LA ENERGÍA

La eficiencia energética y su conservación buscan el obtener el máximo provecho de cada unidad de energía. La eficiencia energética se consigue invirtiendo en tecnologías de última generación y con un mantenimiento correcto de los equipos que utilizan energía. Las medidas de eficiencia energética van desde la instalación de sistemas de control de iluminación hata mantener la presión correcta de los neumáticos. La conservación de energía por lo general implica cambios en los hábitos y en otras acciones sin coste, tales como apagar las luces cuando no estén utilizando, la reducción de la temperatura del agua caliente del calentador, la agrupación de pasajeros en un mismo coche y en aprovechar bien los viajes para ir de compras. La eficiencia energética y la conservación son las medidas más baratas y más limpias para reducir el consumo de energía, el gasto y la contaminación.

Por ejemplo, utilizar bombillas de bajo consumo es un ahorro de energía debida a una medida tecnológica, gastan alrededor de un tercio de energía respecto a las bombillas incandescentes típicas y duran hasta diez veces más, y se amortiza su elevado precio de compra en dos años. Apagar las luces representa una de las buenas prácticas de conservación de la energía. Y hacer ambas cosas es lo más inteligente.

 

CONSEJOS POWER $MART (€nergía inteligente):

EL PODER ESTÁ EN SUS MANOS

Busque productos para el hogar y para la oficina con la etiqueta ENERGY STAR ®. Estos productos cumplen con las directrices de eficiencia energética establecidas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y el DOE. El programa ENERGY STAR ® se puede encontrar en más de 40 categorías de productos, como electrodomésticos, calefacción y refrigeración, electrónica de consumo, equipos de oficina, accesorios de iluminación y lámparas.

HECHO: Los hogares que reemplazar sus viejos equipos por productos calificados como ENERGY STAR ® puede reducir la factura anual de energía en un 30 por ciento (más de 450 $ por año).

EMPIEZA EN CASA

Una casa típica libera 22.000 libras de dióxido de carbono (CO2) al año, casi el doble de lo que libera un automóvil típico al año que son unas 11.500 libras de emisiones de CO2, según las estimaciones de la EPA. Lo producen tanto a las emisiones producidas por las centrales eléctricas que generan la electricidad como las producidas en casa con la calefacción, agua caliente o cocina de gas u otro combustible.

Muchos destacados científicos creen que el CO2 está contribuyendo al cambio climático global. Por desgracia, ni siquiera se benefician de una gran cantidad de la energía que usamos. La energía en dólares que salen de las casas a través de las puertas y las ventanas con corrientes de aire y buhardillas, paredes, pisos y sótanos sin aislar. Incluso algunos electrodomésticos que están “apagados” consumen energía 24 horas al día.

HECHO: El uso de la energía de dos familias que viven en dos casas que se ven exactamente iguales pueden variar en un 100 por ciento, lo que significa que la forma en que utilice lo que está en su casa puede hacer doble (o reducir a la mitad) sus facturas de energía.

¿TIENE SU CASA FUGAS DE DINERO EN ENERGÍA?

 


A %d blogueros les gusta esto: