Predicción de 1969 del futuro con ordenadores.

En 1969, la revista japonesa “Shonen Sunday Magazine” publicó una serie de artículos ilustrados titulados “Computopia”, donde describía la vida en un agradable futuro lleno de ordenadores.

Información extraída de ” Computopia: Old visiones of a high-tech future “.

Shōnen Sunday magazine – Computopia (1969)

A continuación presentamos tres ejemplos de la serie.

La casa del futuro

Ver imagen grande

La ilustración de Toshio Okazaki, titulada “La vida con ordenadores en 20 años”, muestra como puede ser la vida en una la familia típica a veinte años vista, esto es en 1989, después de que los ordenadores se hayan convertido en parte integrante de la vida cotidiana.

En esta casa de alta tecnología, podemos ver el padre hablando por videoteléfono, mientras que el ordenador de casa instalado en la pared escupe un diario aire acondicionado automático enfría la habitación.

Los ojos del niño están pegados a la TV en 3D, mientras que un robot aspiradora autónomo limpia el suelo del piso. Un “aerodeslizador” que flota en el cielo se puede ver por la ventana. La madre hace cálculos en un mini ordenador personal.

La casa también está equipada con varios dispositivos ingeniosos, como una plancha automática, una mesa de ruedas autónoma que mantiene la comida caliente, y un robot de cocina que pone la mesa y se encarga de los platos.

El hospital del futuro

Ver imagen grande

“El quirófano por control remoto”, ilustrado por Teruel Yamamoto, presenta el hospital informàtzat del futuro.

En esta sala de operaciones sin personal, un robot controlado remotamente está realizando un trasplante de corazón con total precisión. El corazón del paciente ha sido sacado y colocado en la mesa adyacente. Antes de introducir el nuevo corazón artificial, el equipo espera instrucciones del médico humano, que está supervisando el procedimiento en una pantalla habitación de al lado.

El aula del futuro

Ver imagen grande

“El surgimiento de la Escuela informatizada”, ilustrado por Shigeru Komatsuzaki, permite hacer un vistazo al interior del aula del futuro, donde el profesor es una imagen en una pantalla y los estudiantes se sientan en escritorios equipados con ordenadores. Cuando el maestro presenta un problema, los estudiantes introducen la respuesta en sus ordenadores con un lápiz óptico y lo deben corregir en el monitor hasta que el equipo dice que es correcto.

Con el objetivo de mantener el orden, la clase del futuro está equipada con robots vigilantes que hacen golpes en la cabeza de los alumnos si se distraen o si se portan mal.

 


A %d blogueros les gusta esto: