¿Sabe lo que es un prosumer?

Seguir ignorando a los medios sociales 2.0 es un grave error estratégico

Diario de Negocio – Benito Berceruelo – 12/6/2011

¿Sabe lo que es un prosumer? Apunte: un prosumer es un consumidor de última generación. Y no lo pierda de vista, aunque el nombre le suene a chino (en concreto el término es anglosajón, luego entenderá por qué). Estos consumidores participan activamente en la concepción de una marca y de sus productos: han conseguido democratizar las empresas y su modelos de comunicación.

Su hábitat natural es la web 2.0. Su arma más poderosa, el diálogo social. En este universo, el suyo, se propicia la interrelación de las compañías con los consumidores. Quítese de la cabeza, si aún conservaba esa impresión, que internet es únicamente un lugar para comprar. Nadie discute el auge imparable del comercio en la Red.

Pero tampoco nadie se debe quedar sólo en eso. Lo demuestra un nuevo informe acerca de Las marcas de consumo en la web 2.0, elaborado por la compañía de comunicación empresarial Estudio de Comunicación, que lleva trabajando activamente desde hace varios años en el área de comunicación online. El estudio pretende analizar precisamente eso: la presencia y estrategia de comunicación de las grandes empresas que comercializan productos de consumo en España, Portugal, Chile, México y Argentina.

El documento es claro desde el principio: los internautas pueden “tumbar o ensalzar” productos a través de sus conversaciones en las redes sociales. Así que a las marcas, se pongan como se pongan, no les queda otra que interrelacionarse con los consumidores en Twitter, Facebook o lo que toque (las redes sociales y plataformas de mayor audiencia en el mundo, además de las dos mencionadas, son según el estudio Linkedin, Youtube, Flickr, Wikipedia y Tuenti).

Oídos sordos
Sin embargo, son todavía muchos los que parecen hacer oídos sordos. “En Latinoamérica casi 100 millones de personas usan las redes sociales, y este número crece cada día. Ignorar eso es un grave error estratégico para cualquier empresa y sobre todo para las que comercializan productos de consumo masivo”, dice Benito Berceruelo, consejero delegado de Estudio de Comunicación.

Por fortuna, “en la gestión de la comunicación en internet y en redes sociales, las compañías multinacionales españolas sacan mejor nota que las portuguesas o las latinoamericanas, aunque aún tienen un largo camino por recorrer comparadas con las anglosajonas”, señala.

Se apuntaba en el primer párrafo: los ingleses son, según el estudio, los más avanzados en comunicación 2.0. Por ejemplo, compañías multinacionales de origen español como Iberia o Repsol suelen centrar su actividad en redes sociales y en la blogosfera española, a pesar de su presencia internacional. Telefónica, en este sentido, lo hace mucho mejor: tiene páginas de Movistar en Facebook, cuentas en Twitter y canales en YouTube en todos los países objeto de este estudio.

“Una empresa no debe contemplar como un fin en sí mismo estar presente en la Red o en las redes sociales. La presencia es un medio para conseguir un fin que puede ser vender más, proteger la reputación o lograr una mejor imagen de marca. Por tanto, primero tenemos que tener claro el fin que perseguimos y luego planificar los medios que debemos emplear, entre los que, sin duda, tendrá un peso mayor cada día la comunicación en redes sociales”, añade Berceruelo.

Pero, ¿a qué esperan?
Parece que aún se lo están pensando. Tal y como se apunta en el gráfico que acompaña a esta información, el 74% de las grandes compañías que operan en los mercados estudiados no se ha molestado en crear un perfil en medios sociales para cada uno de esos países. Y sólo el 52% posee páginas web específicas allá donde están presentes.

Algo que hay que tener muy en cuenta, es que “no todas las compañías necesitan hacer el mismo trabajo en internet. No tiene la misma necesidad de comunicación una empresa de gran consumo con miles de clientes, que un empresa industrial con pocos compradores objetivos. Por tanto, la estrategia de comunicación online, como la tradicional, debe ser un trabajo a medida. No vale el pan para todos”, según Berceruelo.

Como conclusión, el experto recomienda “escuchar lo que dicen los receptores y saber detectar sus necesidades. Las grandes novedades son la inmediatez y la obligación de dialogar. Cada vez tenemos menos tiempo para comunicar lo que queremos y cada día debemos ser mas dialogantes. Podemos decir que la red nos acerca al diálogo y nos aleja de la propaganda”.


A %d blogueros les gusta esto: