La Generalitat está diseñando estas semanas el mayor paquete de contratos públicos que haya lanzado administración autonómica.

Se trata, por un lado, del paquete de servicios de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para la Administración, por unos 600 millones de euros, y del nuevo desarrollo de la red de telecomunicaciones catalana para llevar banda ancha a los organismos de la Generalitat y todos los municipios catalanes.

Centralizar contratos para ahorrar en TIC (pdf)

Los concursos públicos para ejecutar y mantener estas infraestructuras pueden ascender a unos 2.000 millones de euros en su conjunto, según fuentes del sector.

El Govern de Artur Mas recupera y amplía de esta forma el proyecto que el tripartito aparcó por falta de recursos públicos: el operador neutro, o Xarxa Oberta. La diferencia principal es que el Ejecutivo de José Montilla quería una red que conectara las dependencias de la Administración y que fuera de titularidad pública, aunque gestionada por una empresa privada.

Banda ancha

La Generalitat quiere ahora una banda ancha que conecte estos organismos pero que sea de titularidad privada. «Queremos que el país tenga una red de telecomunicaciones potente, pero no nos interesa una red pública: queremos que la gente del mercado nos dé una solución, no queremos una red de infraestructuras propias», señala el director general de Telecomunicacions i Societat de la Informació, Carles Flamerich, encargado del diseño del proyecto. Serán las empresas quienes tengan que realizar, a priori, la inversión inicial, y la Generalitat pagará por el uso de las infraestructuras.
Flamerich asegura que el proceso no está cerrado ni el formato en que se licitará. «El importe de estos contratos supondrá miles de millones de euros», expone el alto cargo del Govern.

Lo más probable es que se abra un proceso competitivo con operadores del sector en las próximas semanas. Flamerich afirma que también se incluirá en los nuevos contratos la adquisición de las infraestructuras de telecomunicaciones que tiene la Generalitat, «aunque su valor es relativamente bajo», sostiene.

El gasto en telecomunicaciones del Govern supone unos 90 millones de euros anuales. Habrá algunos lotes del contrato que se realizarán con concesiones de cuatro años, aunque pueden alcanzar los 20 años en algunas ocasiones.

El tejido empresarial

Empresas del sector tecnológico y de las telecomunicaciones como Telefónica, Indra, T-Systems, Abertis, IBM y HP, entre otras compañías, están atentas al proceso que se va a abrir en breve, y Flamerich insta ya en sus intervenciones públicas a prepararse para el proceso.

El minioperador neutro de Mediapro y la operadora canadiense Axia en Terres de l’Ebre «seguirá adelante», señala Flamerich, como adelantó EXPANSIÓN Catalunya el pasado verano (ver dia 19 de agosto ). Ambas compañías se adjudicaron la gestión de Xarxa Oberta en un concurso público convocado en septiembre de 2010. Solo se extiende en los 288 municipios de Terres de l’Ebre.

Ver original en EXPANSION.

.

 


A %d blogueros les gusta esto: