Convencer a un inversor en 7 minutos

Via Scoop.itaTICser

Convencer a un inversor en 7 minutos (pdf)

¿Podrías definirte en 7 minutos? ¿Y a tu empresa? Ése es justo el tiempo que tiene un emprendedor para convencer a un business angel o a un fondo de capital riesgo para que invierta en su proyecto. Superado ese tiempo, la atención se dispersa y aumentan las posibilidades de que alguien más concreto y directo consiga el apoyo del inversor.

Show original

Cuadrar los números y ofrecer una alta rentabilidad no es suficiente. La presentación y la credibilidad de quien lo presenta son tan importantes como la genialidad de la idea para seducir a la audiencia.

En tiempos de crisis sobran las ideas y faltan los recursos, lo que hace que captar la atención de quienes están dispuestos a invertir su dinero en una empresa sea, si cabe, más difícil que nunca. Cualquier emprendedor que quiera poner a prueba su proyecto frente a inversores y captar recursos puede participar en el Venture Networks, organizado cada semana por IE Business School y abierto al público en general, no sólo a sus alumnos. El único requisito es no superar los 7 minutos de tiempo.

Cada jueves, la escuela dará luz verde a las iniciativas empresariales seleccionadas para que sus promotores las presenten ante empresarios y business angels.

La información básica a presentar es un plan de márketing, un análisis financiero e incluso un plan de contingencia, en el que se incluya el perfil de los competidores y cómo convivir con los riesgos del mercado. Pero, ¿puede contarse todo esto en 7 minutos?

Sí, porque no se trata de ofrecer hasta el más mínimo detalle, sino de contar los aspectos clave que despierten la atención del inversor y que le dejen con ganas de querer saber más. Es en ese momento, en una conversación cara a cara, cuando hay que responder a todas las inquietudes. Pero, ¿qué buscan los inversores?

“La idea inicial es una base sobre la que partir, pero no definitiva; por eso, lo que más miramos es el equipo gestor, si están capacitados y tienen experiencia, que aporten una tecnología diferente y su empresa tenga una clara visión de internacionalización, con un potencial de crecimiento importante que le permita facturar hasta cinco millones de euros en los próximos cinco años”, explica Rafael Garrido, responsable del fondo Vitamina K.


A %d blogueros les gusta esto: