Las redes de ‘business angels’ y las aceleradoras de negocios eclosionan en Barcelona

Via Scoop.itaTICser

La capital catalana se consolida como centro de referencia en emprendeduría en el sur de Europa.

Invertir en empresas de base tecnológica tiene mucho riesgo, sí. Pero ha resultado que invertir en ladrillo tenía mucho más. Y así, en los últimos meses, se está viviendo en Barcelona una situación de efervescencia entre emprendedores y business angels que se inspira en ese entorno idealizado que es Silicon Valley, donde hay muchos proyectos, mucho capital, y todos trabajando de forma interrelacionada (“estamos lejos, pero vamos en la buena dirección”, coinciden los entrevistados). Tres elementos han sido claves en esta maduración del ecosistema emprendedor en Barcelona: ya empieza a haber una trayectoria de casos de éxito que genera un círculo virtuoso de confianza; esos emprendedores de segunda generación hacen de mentores a los nuevos; y el capital privado -y los inversores tradicionales- está reconciliándose con internet.

Via www.lavanguardia.com

Se suceden las rondas de financiación de 200.000 euros, hasta de un millón. Barcelona se está consolidando en centro de referencia de empresas, con un claro enfoque en el comercio electrónico: a las “veteranas” Privalia, eDreams, Intercom, Atrápalo, Anuntis, LetsBonus, Trovit o ItNet, no dejan de añadirse iniciativas: Groupalia, Ulabox, Uvinum.

De esta situación se desprende también un mensaje: en medio de tanto discurso negativo al que obliga la coyuntura, también hay gente que arriesga, que hace las cosas bien, y que crece.

Hace un año había en las redes de business angels en Barcelona más de 500 inversores privados. “La sensación es que en poco tiempo se ha duplicado el capital riesgo, y hay muchos más business angels“, dicen desde una de las instituciones más activas. “Mucho dinero privado llegó a internet en el 2000 y salió mal. Ahora vuelve” apunta Luis Martín Cabiedes, de Cabiedes & Partners.

Carlos Blanco, emprendedor e inversor en SeedRocket y First Tuesday, corrobora que cada vez hay más gente interesada en invertir en negocios de internet. “Un business angel aporta inversión, pero también networking y conocimiento”. Desde su experiencia, recomienda invertir en bloques de 8-10 proyectos, “si no, difícilmente se alcanzará la rentabilidad”. Los business angels ponen su inversión, pero a cambio exigen compromiso: “yo me dejaré el dinero, pero el emprendedor tiene que dejarse la salud”, dice irónicamente Albert Domingo.

Están en auge los encuentros y las aceleradoras especializadas en tecnología (siguiendo el modelo estadounidense, el ejemplo de Y Combinator) para conectar los proyectos y el dinero, alrededor de foros, en campus. Como Seedrocket, First Tuesday, la británica Rockstar implantada aquí con Samba Accel; además están las impulsadas desde Iese y Esade, otras como Keiretsu, o los encuentros internacionales como el SeedCamp. Es muy habitual que entre ellos co-inviertan. Los inversores pagan una cuota para formar parte de la red y acceder a los proyectos de emprendedores.

Pero también se han puesto las pilas las grandes empresas. Telefónica acaba de poner en marcha Wayra, una aceleradora para proyectos tecnológicos que ha probado en Latinoamérica y ahora arranca en Madrid y Barcelona. Y La Caixa, a través de Caixa Capital Risc, pretende convertirse en dinamizador del ecosistema.

Actualmente los business angels pueden beneficiarse de una deducción del 30% de las cantidades invertidas, con un máximo de 6.000 euros, explica Albert Colomer, director de BANC Business Angels Network Catalunya

“Pero hacer de business angel aún no da para vivir”, dice Marek Fodor, que fuera cofundador de Atrápalo, ahora mentor en SeedRocket. “Sí es un hobby sostenible”. Fodor considera que la fortaleza de Barcelona no es tanto una cuestión de dinero sino de producción de emprendedores: “Trabajas en una de estas compañías -Intercom, eDreams- y tienes ganas de empezar tu propia empresa: es una bola que va creciendo”.

“Barcelona está a nivel europeo en inversiones medianas”, corrobora Luisa Alemany, de Esade. Una de las claves del éxito hay que buscarla diez años atrás, en la creación, desde el Cidem, de la Xarxa d’Inversors Privats. Y en la labor de Barcelona Activa.

El profesor del Iese Pedro Nueno sugiere invertir en emprendedores como alternativa al plan de pensiones: “Si a lo largo de la vida vas haciendo inversiones con cierta habilidad, puedes crearte un plan de pensiones importante”, explica lo que él mismo aprendió en Harvard del profesor Howard Stevenson.

En capital semilla se considera que ya hay estructura suficiente, pero falta aún el siguiente paso: “faltan fondos de capital riesgo”, apunta el emprendedor e inversor Martin Varsavsky, quien sin embargo considera que “en España, Barcelona es la ciudad que tiene más potencial tecnológico”.

Pero esta efervescencia no significa que haya menos fracasos. Luis Martín Cabiedes reconoce que “el 80% de las inversiones no funcionan desde el punto de vista de rentabilidad para el inversor. Con el otro 20% tienes al menos que multiplicar por 10 la inversión”. Eso eso es posible “si diversificas y escoges bien”.

Barcelona va camino de ser el clúster de la emprendeduría en el sur de Europa, como en Estados Unidos lo son Silicon Valley y Boston, y en Europa, Cambridge o Berlín. Ya tenemos las empresas y el entorno que ejercen el efecto tractor. Falta masa crítica y capital que asegure la siguiente fase, que haga rentable el ciclo inversor.

ALGUNOS DE LOS PRINCIPALES ACTORES

Ángeles, redes y fondos

SEEDROCKET Red pionera, creada en el 2008, proporciona a los nuevos emprendedores formación, financiación y asesoría, en formato campus, y espacio común en la aceleradora de empresas (dentro de Barcelona Activa). Los mentores, más de 30, son reemprendedores de éxito, como Vicente Arias, Jesús Monleón, Carlos Domingo, Eneko Knörr, Lluís Faus, Marta Esteve, Carlos Blanco. Lleva asesoradas 120 start ups; en el 2011 invirtieron 5 millones. Destacan que 20 de las start ups impulsadas han creado 300 empleos cualificados, como Webphone, EscapadaRural, Offerum, Glamourum, Deporvillage o Uvinum.

FIRST TUESDAY Red en construcción, bajo el paraguas de la asociación que desde antes de la burbuja de internet organiza los encuentros First Tuesday el primer martes de cada mes, en Barcelona, Valencia, Sevilla y Madrid.

IESE La escuela de negocios creó en el 2003 una red de inversores privados; ha celebrado 57, en los que se han presentado más de 400 proyectos de emprendedores, y 44 han encontrado financiación (desde 100.00 euros hasta el millón). Entre las empresas apoyadas están Privalia, BuyVip o Impactmedia. Además, el fondo de inversión Finaves acompaña proyectos de alumnos (Aïta, AdvanceMedical, Fractalia, Kubiwireless).

ESADE BAN La red de inversores promovida por el Club de Emprendedores de Esade Alumni duplicó en el 2011 sus inversiones: 2,7 millones en 15 start ups, entre ellas: EyeOs, Visualnet o Wuaki.tv (en el 2010 fueron 1,4 millones en 6 proyectos). Su actividad se ha materializado en diez foros, en los que participaron 85 inversores privados y se presentaron 200 proyectos.

WAYRA Iniciativa de Telefónica, creada en el 2011 en Latinoamérica, ahora en Madrid y Barcelona, y va ampliando. Se seleccionan diez proyectos entre los recibidos (en Barcelona 300) y se tu- telan durante seis meses (en una academia al estilo Operación Triunfo, para emprendedores). “La madurez de los equipos y proyectos que hemos encontrado en Barcelona es espectacular, lo mejor que hemos visto”, dice Gonzalo Martín Villa.

CAIXA CAPITAL RISC Caixa Capital Risc (2004) invierte en ciencias de la vida, tecnologías de la información e internet; dirigido por Carlos Trenchs, lleva invertidos 35 millones en unas 80 compañías (SabirMedical, Sagetis, Genmedica, Privalia, Groupalia, Zyncro, Urbiotica v Lex). Para etapas iniciales, realiza pequeñas inversiones en préstamos participativos, que le permiten diversificar en más proyectos y profundizar en su seguimiento.

VENTURE CAP Venture Cap empezó hace diez años, impulsada por seis familias (con experiencia industrial) y vinculada a GVC Gaesco. Las nuevas tecnologías representan la mitad de sus doce inversiones. “Al principio la soberanía la tenían los emprendedores y se hicieron valoraciones astronómicas; ahora internet es un sector más maduro”, dice Victoriano Peralta, consejero delegado. Fueron los primeros socios de Dídac Lee en IntercomGi.

YSIOS La maduración del ecosistema lleva a la especialización: Ysios invierte en biotech y ciencias de la vida. “Los business angels ya tienen influencia relevante”, corrobora Joël-Jean Mairet.


A %d blogueros les gusta esto: