Diez señales de alerta para la innovación: ¿por qué no funciona?

¿Cuáles son los signos en una empresa que indican que la innovación puede convertirse en un fracaso? No sería genial poder tener una lista de puntos de control? Por desgracia, la innovación es demasiado complicada y específica de la empresa para poder disponer de unas normas estándar.

Pero si que es posible disponer de unas señales para detectar que algo no funciona.

Aquí hay una lista (sin ningún orden en particular) de las alertas que busco cuando hablo con los ejecutivos y líderes de la innovación que quieren valorar sus capacidades de innovación empresarial.

• La falta de una estrategia de innovación

Los ejecutivos y líderes de la innovación no han conseguido vincular la innovación con la estrategia corporativa global. Como resultado, los esfuerzos de la innovación no tienen una dirección clara, y no hay la necesaria combinación de la innovación incremental y radical. No hay estrategia, no hay esfuerzo concentrado, no hay resultados.

• No existe una definición de la innovación

La innovación significa cosas diferentes para diferentes personas. Cada empresa debe desarrollar su propia definición que se ajuste a su situación y se debe utilizar esta definición para construir un lenguaje común en las iniciativas de innovación.

• Demasiado énfasis en las capacidades internas

El futuro de la innovación es abierta y global. ¿Quién ha de entender esto primero? ¿Usted? ¿O sus competidores?

• Demasiado énfasis en la innovación abierta

Sí, usted necesita ser abierto, pero la innovación abierta no es el Santo Grial. Una de las claves para el éxito de la innovación es la capacidad de combinar los recursos internos y externos y estar en condiciones de actuar ante las oportunidades.

• Los hábitos internos están demasiado firmemente arraigados

Si no puedes hacer que la innovación entre en las propias unidades de negocio y funciones, ¿cómo se puede esperar generar innovación que pueda traspasar de las fronteras de la empresa?

• Demasiado énfasis en las ideas y muy poco enfoque en la gente

Las personas y los procesos son más importantes que las ideas. Sin embargo, muy pocas empresas establecerán unos programas para que se puedan identificar y desarrollar a las personas adecuadas y combinar estas personas con las ideas correctas en el momento adecuado.

• Falta de una cultura fuerte conexión en red

Aunque los ejecutivos podrían reconocer el valor de las relaciones, a menudo subestiman la importancia de una fuerte cultura de la innovación. La gente puede hacerlo sola, dicen. No es cierto. Los ejecutivos deben establecer estrategias en red y los empleados necesitan formación que se ajuste a estas estrategias, junto con el tiempo para construir y alimentar relaciones.

• Los esfuerzos de innovación se centran en la tecnología o los productos

La mayoría de las empresas no trabajan con modelos de innovación, como los diez tipos de innovación desarrollados por Döblin Consulting. En este caso, los ejecutivos tienden a centrarse la innovación dentro de las cuatro categorías principales, las finanzas, el proceso, la oferta, y la entrega. Esto puede ayudar a los empleados y los socios externos visualizan la innovación de una manera más integral.

• La hacen los de siempre

Expertos de la innovación y otras unidades de élite pueden funcionar, pero la configuración de estos departamentos a menudo envían la señal que los chicos se harán cargo de ella. Otros empleados pueden pensar que no hay que involucrarse. Claro, no todo el mundo tiene que trabajar con la innovación, a la vez, pero los programas o plataformas que dan oportunidades a todos a participar también deben tenerse en cuenta.

• Los ejecutivos y líderes de la innovación subestimar la velocidad de los cambios

Basta con mirar a la innovación abierta, donde la carrera es el de todas las empresas, grandes y pequeñas, por ser el socio preferente de elección. De esta manera, puede reclamar las mejores posiciones, empezar a construir los ecosistemas fuertes y estables, y ganar una carrera a corto plazo que aporta valor a largo plazo. Las cosas están cambiando rápidamente, y los ejecutivos deben moverse igual de rápido para mantener su posición. Sin embargo, muchas compañías ni siquiera han comenzado todavía a pensar en la innovación abierta. Esto les podría resultar muy caro a largo plazo.

Estas son 10 señales que ayudan a detectar si una iniciativa de innovación puede estar condenada al fracaso. ¿Qué piensa usted? ¿Qué otras puede añadir?

Traducción del post: “Ten Red Flags for Innovation: Why It Fail“.


A %d blogueros les gusta esto: