7 consejos para identificar contenidos fiables en eSalud

See on Scoop.itaTICser

pulsa la imagen para ampliar

Una infografía para explicar siete recetas sencillas que harán más segura a los pacientes la búsqueda de información médica online. Porque a veces con unas medidas sencillas se pueden evitar daños graves:

See on www.somosmedicina.com

  • La información en la web también caduca, comprueba que se ha actualizado recientemente. Algunos sellos de calidad como el HONcode exigen que aparezca claramente la última fecha de actualización.
  • Las apariencias engañan, no hay que confiar en la información contenida en un sitio sólo por su apariencia, la calidad de su redacción o el uso de un lenguaje aparentemente técnico o de jerga. Muchas veces las pseudociencias intentan paliar su falta de evidencia científica con palabrerío rimbombante que sólo pretende distraer al lector de lo realmente importante, que están intentando estafarle.
  • Una web fiable no debe ser anónima, los responsables de una web médica deben identificarse de forma clara, con nombres y apellidos por respeto a la ética y la deontología. Fiarse de los consejos médicos de un anónimo en Internet puede ser peligroso.
  • No existen las recetas milagro, la información sobre salud queda claramente diferenciada de la publicidad y de las pseudociencias porque un profesional sanitario nunca garantizará el éxito absoluto o asegurará que lo que ofrece es totalmente inócuo.
  • Fuentes y pruebas aportan credibilidad, la información sobre salud con base científica y basada en la evidencia debe aportar precisamente eso, fuentes bibliográficas de referencia donde se pueda contrastar lo que se afirma y cuanto más extraño parezca lo que se dice, más importante será la evidencia. “El peso de la evidencia para una afirmación extraordinaria debe ser proporcional a su rareza” — decía Pierre-Simon Laplace.
  • El reconocimiento nos da confianza, verificar si la web que visitamos tiene algún certificado de calidad avalado por alguna institución relevante, o si hemos llegado a esa página a través de un enlace que ha compartido una persona a la que conocemos bien. Al fin y al cabo la Salud 2.0 se basa en crear redes de confianza similares a las de nuestra vida diaria. Cuando vamos al cine preferimos ver una película que nos ha recomendado alguien en quien confiamos. Pero no olvidemos que a veces, lo que damos por sentado tampoco es verdad.
  • Internet es sólo una herramienta, la información online tiene un papel cada vez más eminente en nuestra toma de decisiones, pero no podemos olvidar que en materia de salud nunca debemos sustituir la información virtual por el contacto directo con nuestro médico. Confiar ciegamente en Internet,puede ser peligroso. La Salud 2.0 es sólo un medio para alcanzar un fin.

Os aseguro que con esta mini-guía y un poco de sentido común, os ahorraréis mucho dinero y mucho en salud. Para los más avanzados, en La ciencia y sus demonios publicaron hace tiempo una útil guía para separar el trigo científico de la paja pseudocientífica. Muy completo y detallado con ejemplos reales.

Un buen ejemplo de cómo las infografías en Sanidad son una buena idea, realizado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.

 


A %d blogueros les gusta esto: