¿Qué ocurre con nuestra propiedad e identidad digital cuando morimos y cómo cancelarla? Testamento 2.0

Todos moriremos algún día, es de las pocas cosas de las que podemos estar completamente seguros. Una vez eso ocurra dejaremos una huella digital, tanto en cuentas de correo como en redes sociales, por lo que se recomienda tener preparado un testamento 2.0 para que una vez ya no estemos, podamos decidir qué ocurrirá con nuestros perfiles en redes sociales y con todo el contenido que tenemos alojado en distintos servicios de internet.

Post de Negocios1000.com por 

No todas las propiedades digitales son iguales, ya que el contenido online que almacenamos en vida está regido por las normas que dictan las distintas empresas que alojan nuestro contenido, por lo que tenemos distintas opciones para decidir qué hacer con nuestra memoria digital cuando ya no estemos.

Hotmail Yahoo son fáciles de cancelar, pues no necesitaremos hacer nada, ya que una vez detecten que la cuenta no tiene actividad, se procederá a la cancelación de la misma.

Google es distinto y el proceso de cancelación no es tan sencillo, ya que necesitarás una traducción jurada en inglés, disponer de toda la documentación de la persona fallecida y enviar el certificado de defunción. Tienes toda la información necesaria enmail.google.com/support/bin/answer.py?answer=14300. Eso para perfiles, blogs, gmail…osea, para la cuenta de Google. En cambio, si no queremos que Google tenga indexado cierto contenido de un fallecido, la tarea se complica, pues si esa persona no lo solicitó en vida, nadie podrá retirar el contenido indexado a no ser que el propio fallecido dejara por escrito su deseo de desaparecer de internet una vez muriera. Este tipo detestamento 2.0 se puede conseguir en Mémora.es.

En Twitter nos encontramos de igual modo con un trámite burocrático largo. primero se debe notificar la muerte de la persona a Twitter enviando un escrito a privacy@twitter.com adjuntando el parte de defunción. Sólo así Twitter podrá proceder a la anulación de la cuenta, y se le dará la posibilidad a los familiares de recibir todos los tweets que esa persona hizo en vida a modo de memoria del fallecido. Lo que Twitter nunca hará será dar la contraseña de la cuenta a un familiar por muy cercano que sea.

Facebook dará la opción de hacer un perfil commemorativo, donde permanezca la biografía del usuario y únicamente puedan verla su círculo de amigos. También da la opción de la eliminación total de la cuenta, aunque al igual que Twitter, nunca dará la contraseña de acceso a un familiar. Para cancelar la cuenta de facebook de un familiar fallecido se deberá rellenar el formulario online que aparece en el siguiente link: http://www.facebook.com/help/search/?q=fallecido

Si en algún momento del camino se complicara la situación o nos lo pusieran muy difícil para eliminar todo lo relacionado a un fallecido, siempre se puede recurrir a un servicio como salirdeinternet.com donde ellos se encargarán de hacer las gestiones necesarias para conseguir devolver el olvido de la persona fallecida.

Si tu propósito es lo contrario, y quieres que internet recuerde a la persona fallecida e incluso incluirlo en un “cementerio online”, disponemos de pervive.com, una red social para fallecidos, donde incluiremos a la persona, sus mensajes, sus Tweets, etc.. para que siempre se le recuerde.

Ahora bien, y siendo realistas, quien más y quien menos guarda documentos, fotos, conversaciones, etc.. privadas que no nos haría gracia que las viera nuestra propia familia. En otras situaciones, personas que manejan en vida documentos importantes y delicados, podrían tenerlos alojados en cualquier servicio en la nube con el peligro de que algún día esos documentos cayeran en manos de alguien, por lo que para ciertas personas, el saber qué se hará con nuestra identidad y propiedad virtual, es una necesidad que deben gestionar en vida.

Fuentes: Personal Computer & Internet
Adaptado por: Negocios1000.com – 


A %d blogueros les gusta esto: