‘Smartphones’ y tabletas dan el salto del hogar a la oficina

Smartphones y tabletas dan el salto del hogar a la oficina

DISPOSITIVOS MÓVILES El creciente uso de este tipo de herramientas tecnológicas en la vida privada ha impulsado su proliferación en el entorno empresarial, favoreciendo la productividad de los empleados.

Garantizar la seguridad es el principal reto para trasladar al ámbito laboral el teléfono móvil personal.

Telefónica Digital lanzará un servicio que ayuda a las compañías a gestionar su entorno corporativo móvil.

78%
de las empresas demás de 500 trabajadores de EEUU, Reino Unido, Francia y Alemania está regulando la utilización de los dispositivos móviles personales.

136
millones de teléfonos inteligentes con sistema operativo Android se han vendido en todo el mundo durante el tercer trimestre del año, un 91,5% más que en 2011

31,1
millones de iPhone, en sus diferentes versiones, se venderán hasta finales de año en el ámbito empresarial, donde el teléfono inteligente de Apple es el favorito.

24%
de las tabletas vendidos en España son fabricados por Samsung, mientras que el iPad de Apple se queda en un 21%

EXPANSIÓN – Rubén González

‘Smartphones’ y tabletas dan el salto del hogar a la oficina (pdf)

Las decisiones empresariales en el ámbito tecnológico están pasando de los departamentos informáticos a los trabajadores. Porque son los empleados, en su condición de consumidores habituales de nuevas tecnologías, los que han potenciado la transformación de los dispositivos móviles –smartphones y tabletas– en herramientas de trabajo.

Se trata del fenómeno Bring Your Own Device (BYOD), que en español significa “Trae Tu Propio Dispositivo”. Tal y como explica Jaime Rodríguez-Ramos, socio del Centro de Competencia InfoCom en la Península Ibérica, esta tendencia “está llevando a que las empresas adopten con mayor rapidez tecnologías como la nube o las tabletas, además de permitir que la informática sea más accesible para el usuario”. Todo ello redunda en un aumento de la productividad del trabajador, que “no tiene que aprender a utilizar diferentes sistemas operativos o programas y dispone de toda su vida digital, tanto personal como laboral, en un mismo dispositivo”, apunta Luis Corrons, director técnico de la compañía de seguridad PandaLabs.

Otra de las ventajas del fenómeno BYOD es el importante ahorro de costes que puede suponer para las compañías en materia de adquisición de dispositivos móviles. Además, añade Rodríguez-Ramos, “los trabajadores están más contentos y disponibles durante más tiempo”.

Con estas credenciales, no es de extrañar que el 78% de las organizaciones empresariales de más de 500 empleados de EEUU, Reino Unido, Francia y Alemania estén empezando a establecer programas BYOD, según datos de Forrester Consulting.

Otro estudio, en este caso de la firma de investigación Decisive Analytics, apunta que el 83% de estas compañías requiere que los empleados instalen un software de seguridad como medida de prevención. Y es que, tal y como explica Corrons, conectar los teléfonos de los empleados a la red de una empresa puede entrañar un peligro “demasiado grande de asumir”. No sucede lo mismo, añade, si de lo que se trata es de que los trabajadores usen sus dispositivos para llevar a cabo “servicios en la nube”.

Hay quien advierte del peligro de que el fenómeno BYOD pueda facilitar que los trabajadores que abandonan una compañía puedan llevarse consigo información confidencial.

Sin embargo, “este mismo peligro siempre ha existido, aun que la información estuviese en papel”, señala Rodríguez-Ramos. En su opinión, el principal obstáculo del BYOD son los virus, “ya que no hay que garantizar la seguridad de un solo sistema operativo”, sino de varios (BlackBerry, Android, iOS, Windows, etc.).

La experiencia delas firmas de telecomunicaciones en el ámbito de la seguridad pueda resultar esencial para que el BYOD termine de implantarse en empresas de otros sectores. Telefónica Digital y VMware presentaron una iniciativa que camina en esta dirección durante el último Mobile World Congress –el mayor acontecimiento mundial en materia de telefonía móvil–. Se trata de Dual Persona, un servicio que facilitará a los departamentos tecnológicos de las empresas la gestión en la nube de los servicios móviles –correo electrónico, aplicaciones o datos–, a la vez que garantiza “que el empleado pueda mantener mejor la privacidad y el control de su perfil personal en el mismo dispositivo”, explica Alejandro Solana, director técnico de VMware Iberia.

Dual Persona estará disponible en España durante la primera mitad de 2013, inicialmente solo para dispositivos Android. Precisamente, el sistema operativo de Google acaparó el 81,7% de las ventas de teléfonos inteligentes durante el último trimestre en España, según datos de la consultora Kantar Worldpanel. Tradicionalmente, BlackBerry había sido el smartphone más demandado en el ámbito empresarial, pero este año ha sido superado por los teléfonos inteligentes con sistema operativo Android y por el iPhone de Apple, según datos dela firma de análisis IDC. Pese a ello, BlackBerry es el móvil más adecuado para su uso en la oficina, en opinión de Corrons, “porque es el único diseñado desde un principio para la empresa y con herramientas para bloqueo y borrado de información remota, a través del servidor BlackBerry Enterprise, además de incluir diferentes permisos para que el usuario no tenga acceso a todas las funciones del móvil”.

En el capítulo de las tabletas, Android lidera las ventas, pero el iPad de Apple es el preferido en el entorno empresarial, fundamentalmente, por la mayor seguridad que ofrece.

Alternativas adaptadas a cada necesidad

Un 36% de los trabajadores españoles se conectan a la red desde su smartphone y un 16%, desde su tableta. Son datos de IAB España, asociación que agrupa a las firmas nacionales de publicidad en medios digitales.

Tal y como explica Luis Corrons, director técnico de PandaLabs, los teléfonos inteligentes son óptimos para “un uso básico de acceso al correo y lectura de documentos”, mientras que las tabletas ofrecen autonomía, además de permitir “una cómoda edición de documentos y hasta realizar presentaciones”. En este sentido, Corrons recuerda que “cada vez más empresas utilizan servicios en la nube, por lo que cualquier dispositivo con conexión a Internet puede ser válido para trabajar en ese entorno”. Entre este tipo de equipos destacan también los ultrabooks –a caballo entre el portátil y la tableta– o los all-in-one, modernos ordenadores de sobremesa que aúnan todos los aparatos anteriores en uno solo.


A %d blogueros les gusta esto: