De la ‘app’ al ‘in app’

El negocio de las aplicaciones evoluciona de cobrar por la descarga a hacerlo por dar más servicios.

de la app al in app 001

“El negocio de las ‘apps’ tiene más futuro que nunca”. Viendo algunos datos no parece que Franc Carreras, colaborador académico en márketing digital de Esade, esté desencaminado, como tampoco lo están otros actores de este sector. Algunos ejemplos: los españoles se descargan casi tres millones de aplicaciones al día; hay casi 13 millones de usuarios activos en nuestro país; España es líder en Europa en uso de smartphones, con un 66% de penetración; en Android, el sistema operativo con más penetración, los españoles se han descargado ya más de 594 millones de apps; y las empresas españolas dedicadas a este negocio facturan ya de media 780.000 euros al año.

“Crear una cuesta lo mismo que crear una web. El precio es ínfimo por eso las empresas se han lanzado a este mundo y trabajan para tener la suya, pero, como en todo hay que tener cuidado”, explica Carreras. “Muchas empresas gastan mucho dinero en el desarrollo, pero muy poco en su promoción. Éstas mueren en las store y caen en el olvido”.

Para evitar esto hay que crear una app atractiva, “incluso adictiva”, pero no sólo eso. El negocio de las apps ya no está sólo en la descarga inicial, “la mayoría se descargan una vez y se usan sólo dos veces al año”, ahora hay que apostar por otro tipo aplicación, la que obtiene ingresos por dar servicios dentro de la app. “Son los micropagos o pagos in app. Se trata de que al usuario le des motivos para que siga pagando. Cuando se ha descargado la aplicación, tienes que darle más servicios o actualizaciones por las que esté dispuesto a pagar”.

de la app al in app 002

Juegos y comunicación

Las apps son un negocio rentable porque tiene tres características, que ya tenía el de las webs. Por una parte, las aplicaciones tienen una baja barrera de entrada o, lo que es lo mismo, es tan sencillo hacerlas que cualquiera con unos conocimientos mínimos puede crear una. Además, son proyectos globales y se puede lanzar la misma en cualquier parte del mundo. Por último, son un negocio en el que hay distintos modelos de pago y los precios pueden ir de cero al infinito. “Lo que el usuario quiera pagar”, según Carreras.

Pero ¿qué tipo de apps tienen más éxito? Los juegos, las que permiten comunicarnos con el resto y las redes sociales, son las que más se usan, pero hay dos tendencias que empiezan a imponerse en el mercado. Por un lado, ahora los usuarios se han aficionado a las que nos controlan algunos valores como la tensión, el deporte que hacemos, o las calorías que quemamos.

También empiezan a ser significativas las que van asociadas a dispositivos que conectamos a los teléfonos como los smartwatch, los teclados o los zoom para las cámaras fotográficas. Para Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, “es importante que den una propuesta de valor diferenciada o que respondan a un fenómeno social“. Pero, para él, lo determinante es que “la barrera de entrada en este mundo es muy baja y eso hace posible el éxito”.

Fuente: Economía y empresa Expansión.com


A %d blogueros les gusta esto: