Las gafas inteligentes aumentarán la eficiencia de las empresas, asegura un informe

gafas inteligentes

En 2017, las smartglasses podrían comenzar a ahorrar 1.000 millones de dólares al año a la industria de servicios, según recoge Gartner en un reciente informe. Este sería uno de los primeros beneficios palpables de este innovador dispositivo que, según la consultora, tiene potencial para mejorar la eficiencia laboral en mercados verticales, como fabricación, trabajos de campo, comercio y salud.

Así lo sugiere Angela McIntyre, directora de la investigación en Gartner, quien asegura que “las gafas inteligentes, con tecnología de realidad aumentada y cámaras incorporadas, pueden aumentar la eficiencia de técnicos, ingenieros y otros empleados en el campo de los servicios, mantenimiento, salud y fabricación”.

En su opinión, en los próximos tres o cinco años, la industria va a experimentar el gran beneficio de estas gafas inteligentes, en el campo de los servicios, ahorrando potencialmente unos 1.000 millones de dólares anuales. Los principales ahorros en servicios procederán de la diagnosis y detección rápida de problemas, sin necesidad de que los especialistas tengan que desplazarse a lugares remotos.

Este dispositivo sigue acaparando gran interés en la comunidad científica y la empresa pero, sin embargo, su adopción se prevé lenta. Los expertos de Gartner creen que puede aumentar a un ritmo del 10 por ciento anual durante todo un lustro, de tal forma que, en 10 años, más de la mitad de las empresas se beneficiarán de su uso.

Esta lenta adopción tendrá que ver con el desarrollo de aplicaciones y servicios concretos para el dispositivo, pero en ese tiempo se creará un ecosistema alrededor de las gafas inteligentes que acelerará los plazos en periodos posteriores.

Se espera que la industria pesada sea una de las grandes beneficiadas, ya que ofrecerá mucha información en el lugar de trabajo sobre cómo realizar las tareas de fabricación o resolver problemas in situ. También en entornos sanitarios o de investigación pueden resultar atractivas, e incluso en sectores como el financiero o los medios de comunicación, que bien podrían utilizarlas para enviar alertas a través de servicios de suscripción.

Gartner espera que algunas tareas básicas de las gafas inteligentes puedan ayudar a ganar eficiencia, como la presentación de instrucciones e ilustraciones sobre su pantalla para que los empleados puedan realizar tareas complejas, incluso si no recuerdan los pasos a seguir. Podrían ser una especie de manual interactivo para reparaciones a distancia, solicitud de ayuda remota o diagnóstico de problemas.

En general, trabajos de campo y operaciones a distancia,que vengan a ahorrar costes laborales y que aprovechen sus capacidades de vídeo en tiempo real para inspecciones o tasaciones de cualquier tipo.

Se espera también que gran parte de las actividades de formación puedan completarse en el mismo puesto de trabajo, con la ayuda de las smartglasses, o que los médicos puedan consultar con ellas el historial médico de un paciente en cualquier momento.

Noticia publicada en PCWorld.es

Noticias relacionadas:


A %d blogueros les gusta esto: