Visualizar los datos, el poder de contar una historia

Los infográficos y mapas interactivos permiten tanto entender ingentes cantidades de cifras en un solo vistazo como hallar conclusiones reveladoras.

La actual sociedad de la información dispone de ingentes cantidades de datos. Sin embargo, no se trata solamente de tener la tecnología para obtenerlos y analizarlos, sino de ser capaces de dotar de significado estas cifras y estadísticas para poder explicar una historia con ellas. De eso se encargan los infográficos y mapas interactivos, una modalidad de visualización de los denominados Big Data cada vez más empleada por medios de comunicación, entidades financieras, iniciativas privadas o centros de investigación científica, entre otros actores que han visto el valor de comunicar las conclusiones escondidas tras los números.

La visualización de datos no es algo nuevo. A lo largo de la década de los noventa y principios de los 2000 los medios de comunicación y las empresas incorporaron los infográficos impresos como una forma más clarificadora de representar los números. La novedad radica en que el usuario pueda interactuar con tales visualizaciones, un hecho que han posibilitado tanto internet como los avances tecnológicos relacionados con la programación informática.

Las entidades financieras, grandes acumuladoras de Big Data, tienen la oportunidad de crear proyectos interesantes en este tema siguiendo el ejemplo del banco BBVA, que ya lleva algunos años apostando por nuevas maneras de comunicar sus análisis. Entre ellas, cabe resaltar el vídeo publicado sobre estas líneas que muestra en tiempo real las transacciones de compra realizadas en España durante la Semana Santa de 2011 según el sector –moda, bares y restaurantes, tiendas y gasolineras–.

“El modelo de publicar información estática ya no funciona”, comenta Javier de la Torre, cofundador de Vizzuality. La empresa ha realizado trabajos interesantes dentro del campo de la visualización como, por ejemplo, el proyecto “La evolución de la web”, que llevaron a cabo conjuntamente con Google Chrome en motivo del tercer aniversario del navegador. “Los datos cambian cada vez más rápido, por lo que en el momento que la información es publicada en una foto o en una infografía, pasa a estar desactualizada”, añade de la Torre.

El equipo de esta firma madrileña fundada en 2008 se está especializando en las denominadas visualizaciones geotemporales, es decir, aquellas que muestran los datos contenidos sobre mapas y durante un período de tiempo concreto e, incluso, en tiempo real. Para ello han creado un programa informático de código abierto llamado CartoDB que pone al alcance del usuario la posibilidad de crear sus propios mapas interactivos.

Mediante esta herramienta están elaborando el proyecto centrado en mostrar la deforestación del planeta. A través del Global Forest Watch 2.0 –aún en pruebas hasta enero– descubrieron que la explicación a una tala de árboles en masa en una zona protegida de Malasia, radicaba en la construcción de una presa que, a su vez, escondía un caso de corrupción. “Siempre hay historias detrás de los datos, solo tienes que ir a por ellas”, comentaba de la Torre durante su ponencia en el evento Big Data Spain celebrado a principios de mes en Madrid.

Entender los datos para tomar decisiones

Una de las ventajas de las visualizaciones interactivas es que el receptor se convierte en usuario activo; puede tanto definir y filtrar la información como sacar sus propias conclusiones, según opina de la Torre. Los mapas, en calidad de traductores de datos difícilmente compresibles a hechos entendidos a simple vista, pueden funcionar como mecanismos de empoderamiento de la sociedad.

“La visualización del Big Data a través de la cartografía permite que nuestros ciudadanos tomen decisiones más conscientes de su entorno”, afirma la arquitecta Mar Santamaría. Es también una de las creadoras del proyecto atNight que empezó por situar los puntos lumínicos sobre el mapa de la ciudad de Barcelona y ahora está localizando, entre otros aspectos, los cambios de humor de sus habitantes.

Primer premio en la categoría de visualización en el certamen InnovaData del BBVA, atNight analiza los datos proporcionados por la tecnología de internet y móvil para geolocalizar el comportamiento de sus ciudadanos en relación con su entorno. “Podemos conocer con mucha precisión el tránsito de las calles hasta el punto de afirmar que hay algunas que de noche podrían ser peatonales”, añade Santamaría.

Analizar sin visualizar, desvaloriza los resultados. “No se trata de ser el que tiene el trozo de pastel más grande de datos, sino de ser quién los dote de mayor significado”, concluye de la Torre.

GINA TOSAS – LA VANGUARDIA

Finantial Footprints spain


A %d blogueros les gusta esto: