APP que guía a los invidentes en el autobús

El ingeniero inconformista Jordi  Roig

Jordi Roig, el ingeniero inconformista, ha desarrollado un programa que guía con el móvil a los invidentes en el autobús. Con un buen futuro por delante, le detectaron una retinopatía que lo dejó ciego al cabo de cuatro años.

JORDI PALAREA – LA VANGUARDIA – El ingeniero inconformista (pdf)

No puede decirse que a Jordi Roig Ortiz de Zárate las cosas le fueran mal. A los 47 años, ya era doctor en ingeniería informática, profesor titular de la universidad del área de arquitectura y tecnología de computadores de la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB) y responsable del área de Tecnologías para la Autonomía Personal (TAP), donde había llevado a cabo diversos proyectos de investigación tecnológica. Estaba casado ,tenía dos hijos y un prometedor futuro por delante en lo personal y en lo profesional.

Pero hete aquí que el infortunio le tocó en forma de enfermedad. Unos problemas en la visión llevaron a los médicos a detectarle una retinopatía y le anunciaron que esta afección de la retina le le dejaría ciego al cabo de cuatro años. “Encajado el golpe, vi que la vida continuaba adelante y yo tenía que seguirla. Entonces pensé la mejor manera de incorporarme a mi trabajo y para ello conté con la inestimable ayuda de mi familia y de los colegas de la Universidad Autónoma de Barcelona, explica el ingeniero

Jordi Roig siguió con su vida habitual, que comportaba, entre otras cosas, el viajar frecuentemente. En uno de los viajes al extranjero se percató de la dificultad que suponía desplazarse en autobús en una ciudad foránea, donde no se conoce la situación de las paradas y las diferentes líneas que circulan. escollos que se acrecientan en el caso de un invidente. “Empecé a darle vueltas a la cabeza y con un grupo de estudiantes diseñamos el primer prototipo de un programa que denominamos Onthebus, indica Jordi Roig. “Presentamos el proyecto al Programa de Generació d’ Idees del Parc de Recerca de la UAB y ganamos el segundo premio”

Onthebus es una APP que se descarga en el móvil del usuario. Cuando este desea desplazarse a un punto concreto de la ciudad mediante autobús, le da instrucciones con la voz. La aplicación, también con la voz y como de un GPS se tratase, le indica el camino a seguir por la ciudad hasta la parada de autobús. También le incica la línea concreta que le desplazará al destino escogido y de la llegada del autobús a la parada. Una vez dentro del vehículo, el móvil de indica las paradas que faltan para llegar el destino y el tiempo aproximado. En la penúltima parada, le avisa de que ha de pulsar el timbre de aviso al conductor.

Onthebus es una APP que requiere la colaboración de las empresas municipales de transporte y para ello se necesita establecer un convenio con los ayuntamientos interesados. Es aquí donde entró la figura de Antoni Durán hace un año. “Para hacer crecer Onthebus, creamos la empresa Mass Factory”, explica Antoni Durán. Nuestro objetivo a medio plazo es lograr convenios con los municipios de 300 ciudades de todo el mundo y que la aplicación preste servicio a 30 millones de usuarios”. Se descarga gratis desde el móvil en Mass Factory.com, mediante Googleplay

El ingeniero inconformista - Onthebus

Financiación a través de la publicidad

Mass Factory, la empresa creada por Jordi Roig y Antoni Durán para difundir el programa Onthebus, piensa obtener los ingresos de la publicidad. Una vez establecido los acuerdos con las empresas municipales de transporte y los ayuntamientos interesados, la persona que utiliza el programa durante el recorrido por la ciudad recibirá mensajes de productos, servicios y precios de tiendas, grandes almacenes y restaurantes. Quedan exentos de recibir los anuncios las personas con alguna discapacidad, si así lo desean, aunque en este caso podrían recibir otro tipo de informaciones de instituciones sin ánimo de lucro. El programa, como se ha señalado antes es gratuito para todos los usuarios, y ya está vigente en Barcelona, Madrid, algunas ciudades de Nueva Zelanda y en Laval (Canadá)

Teclado para escribir en braille

El primer escollo que se encontró Jordi Roig para continuar con su actividad profesional una vez que se quedó ciego fue la de poder escribir textos en braille con un PC corriente. Con ayuda de sus alumnos de la UAB, desarrolló un programa informático que podía instalarse en un PC mediante un sencillo lápiz USB. Para los textos que recibía, ya existía un programa de lectura con voz. El programa para escribir en braille sirve también para escribir partituras de música y complejas ecuaciones matemáticas.

Teclado braille Jordi Roig

La UAB y la ONCE desarrollan un teclado Braille para PC


A %d blogueros les gusta esto: