Los siete pecados en las redes sociales

Los siete pecados en las redes sociales 1500

Ciertos hábitos llevados al extremo en el marketing 2.0 pueden saturar a la audiencia hasta el punto de perder su atención definitivamente.

Como en la vida offline, en las redes sociales también hay siete pecados capitales que los marketeros deben evitar en caso de querer mantener la atención de su público. Son vicios que pueden afectar tanto el nivel de fidelización como el de interacción entre el community manager y el seguidor.

Los comunicadores pueden caer en la tentación de la gula, la lujuria, la codicia, la pereza, el orgullo, la ira o la envidia, por tal de superar a la competencia o conseguir seguidores a costa de llevar ciertas acciones de marketing al extremo. Por lo general, los comunicadores de empresas en las redes sociales deben eludir ciertas malas prácticas que la agencia de marketing B2B (empresas que venden a otras empresas) Really ha recogido en un infográfico –publicado debajo de estas líneas–.

Si bien los datos recopilados por la compañía especializada se ciñen al tipo de marketing B2B, los “siete pecados mortales” también podrían aplicarse a cualquier tipo de empresa que esté actualmente en las redes sociales.

Así pues, los communities no pueden ser golosos. En las redes sociales se comparten cada día 27.000.000 de contenidos, más vale no excederse en el número de publicaciones o, muy posiblemente, se ahuyentará a la audiencia. La lujuria, en cambio, se desata cuando se persiguen a los clientes para convertirlos en followers, un objetivo que se conseguirá simplemente dándoles lo que desean.

La codicia acontece en los momentos que el marketero se guarda para la empresa una información valiosa y útil en vez de compartirla. La regla de publicación, en este sentido, sería destinar el 80% de las entradas a contenido escrito por otros, y dejar el 20% a artículos originales o de autopromoción de la empresa.

Para conseguir una presencia en las redes sociales hay una norma intocable: constancia en las publicaciones. Volverse perezoso no ayuda a mantener a los seguidores. Y el orgullo, tampoco. El 87% de las compañías B2B ve las redes sociales como un canal muy exitoso de sus estrategias marketing, según concreta Really. Sin embargo, si el community manager se “queda en los laureles” podría desatender su principal objetivo: convertir en ventas las consultas sobre productos de la empresa.

En cuanto a la ira, he aquí un dato: el 43% de las empresas han perdido un cliente por una experiencia negativa en las redes sociales, así que más vale mantener la calma. Y, por último, la envidia. Este pecado capital, que tan inevitable se vuelve a menudo, se da en el marketing de las redes sociales cuando el profesional de la comunicación empresarial desea cuentas y páginas grandes, con muchos seguidores y campañas eficaces. Frente a este vicio, la premisa sería: no codicies lo de los demás, construye tú mismo el proyecto que deseas.

LA VANGUARDIA


A %d blogueros les gusta esto: