Se buscan mujeres informáticas

Es busca dona informatica - foto LA VANGUARDIA

Más del 80% de los ingenieros son hombres; falta de referentes, estereotipos y actitud del profesorado ahuyentan a las chicas. Sólo un 7% de los personajes de los libros de texto son mujeres.

La cadena de televisión HBO acaba de estrenar una nueva serie con un tema muy de moda. Se llama Silicon Valley y explica la aventura de cuatro genios de la informática que aterrizan en San Francisco para “pensar diferente” y “revolucionar el mundo”. En su primer día en el valle acuden a una fiesta de bienvenida en la que ¡no se ve una sola mujer! No hay sitio para ellas entre ese grupo de chicos inteligentísimos y friquis -así los pintan-. Quizás lo más hiriente de esta comedia es que, en efecto, refleja una realidad: la escasez de chicas en las carreras y profesiones tecnológicas. La refleja y a la vez contribuye a perpetuarla.

El número de vocaciones tecnológicas cae en todo el mundo, especialmente entre el sector femenino. En la última década, las matriculaciones en estas carreras han disminuido un 30%, advierte un reciente estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT en sus siglas en inglés). En Catalunya, la situación es aún más grave. Un informe de la consultora Everys con el Departament d’Ensenyament señala que las ingenierías han perdido un 46% de alumnado. Y entre este, el porcentaje de mujeres permanece estancado y en algunos grados disminuye poco a poco. Ellas son un 54% del total de universitarios, sacan mejores notas y acaban sus estudios antes; pero en las carreras tecnológicas se quedan en un 26%. El curso 2004-2005 representaban el 27,1% en la rama de las ingenierías. En el mundo, más del 80% de ingenieros es hombre.

Se busca mujer informatica - datos

No siempre ha sido así. Aquí el tiempo no ha jugado a favor de la igualdad de género. La decana de la facultad de informática de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), Núria Castell, recuerda que en la década de 1980 las mujeres alcanzaban el 40% del alumnado de informática. Entonces el título se llamaba “Licenciatura en informática”. Pero en 1991 el nombre cambió al de “Ingeniería informática”. “En pocos años, las mujeres pasaron de ser el 40% de alumnos al 18%”. Castell estudió este fenómeno y la conclusión fue clara: “el nuevo nombre ahuyentó a las chicas”. Ahora, esta facultad de la UPC sólo tiene un 6% de mujeres entre sus estudiantes de primer curso, lo que la sitúa como la carrera con el porcentaje de chicas más bajo de toda la universidad. La palabra ingeniería carga con ciertos estereotipos: unos estudios muy difíciles; una profesión para hombres… y si además se trata de ingeniería informática, una carrera de friquis. Así lo ve buena parte de los estudiantes de ESO y bachillerato, tal y como indica el informe “El mundo necesita ingenieras, ¿quieres ser una?”, liderado por la investigadora y activista tecnológica María Villarroya en la Universidad de Zaragoza, que ha realizado entrevistas a estudiantes de secundaria.

Pero estos tópicos también acompañaban a otras profesiones donde ahora la presencia de mujeres y hombres está equilibrada, como la de médico. ¿Qué pasa con la ingeniería informática? En los institutos son muy pocas las chicas que escogen la optativa de tecnología en cuarto de ESO, y menos aún el bachillerato tecnológico. “Existe un condicionamiento en la actitud de chicos y chicas y en las profesiones que eligen: sin darse cuenta, muchas familias los han educado de forma diferente, se ve en la organización de las tareas en casa, por ejemplo, y todo esto emerge en la adolescencia”, señala Milagros Sáinz, investigadora de la Universitat Oberta de Catalunya y especialista en educación y género. Sáinz ha dirigido una investigación de tres años sobre la brecha de género en los estudios de ciencias, tecnología, informática y lengua. Entre otras cuestiones, han identificado que la actitud de algunos profesores de instituto refuerzan los estereotipos en la elección de la carrera. De forma inconsciente, los docentes esperan que un chico sea mejor en matemáticas, en tecnología, en programación… y estas expectativas de éxito se acaban cumpliendo como una profecía; aunque una chica sea igual de inteligente. Los ejemplos de grandes informáticos y científicos que ponen en clase los profesores siempre son, además, masculinos. Ocurre también con los libros de texto; un estudio de la Universidad de Valencia rebela que sólo un 7% de los personajes que aparecen en estos libros son mujeres. “Observamos una falta de referentes femeninos”, añade Sáinz. Y cuando los hay, no siempre son positivos, como ocurre en las películas y series que ven los adolescentes. El de la comedia Silicon Valley sería uno de tantos; la serie IT Crowd (en España se emitió como Los informáticos) muestra a una pareja de programadores inadaptados que comparten trabajo con una chica que no tiene ni idea de tecnología.

Se buscan mujeres informaticas - historia

Nada más lejos de la realidad. “Ni los informáticos son friquis, ni la profesión consiste sólo en programar; tiene también un lado muy social, porque has de dar respuesta a las necesidades de las personas“, defiende Núria Castell. Y mujeres destacadas en el campo de la informática no faltan -ver ejemplos arriba-. En el fondo, considera Castell, todo se concentra a un cambio de mentalidad y roles. Expectativas en las capacidades de unos y otros. Tan simple como esto y tan difícil de cambiar. Pero no imposible. Universidades, institutos y organizaciones están lanzando campañas para intentar atraer a las mujeres hacia la ingeniería, como el Girls day, que se celebrará en varios campus a finales de abril. Un paseo por la UPC deja ver a las pocas universitarias que han optado por esta carrera; mujeres jóvenes corrientes, inteligentes y sin dudas sobre su valía profesional. “No entiendo por qué no hay más chicas; no se trata de capacidad, eso seguro; supongo que es cultural”, reflexionaba Laura, estudiante de informática, este viernes, delante de la foto de Barbara Liskov que cuelga en una pared de la facultad. Liskov ganó el premio Turing -equivalente al Nobel en informática- y fue la primera mujer Doctor Honoris Causa de la UPC.

Maite Gutiérrez – LA VANGUARDIA

Se buscan mujeres informaticas - hacker

La ‘hacker’ que odiaba a los maltratadores

Una de las expertas informáticas más populares en la ficción es Lisbeth Salander, el personaje creado por el fallecido Stieg Larsson. Es es hacker y miembro del movimiento cyberpunk, pero también da una imagen bastante estereotipada de una mujer ingeniera. Presenta un aspecto andrógino, y es superdotada pero tiene problemas de adaptación social. Pese a todo, lucha contra la injusticia.


A %d blogueros les gusta esto: