El futuro está pasando – Editorial de la revista informàTICs # 3 con la colaboración de CIOs.cat

informàTICs 3 especial CIO 753x537

Hace años en una conversación con Joan Vallvé, cuando era el decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, dijo: “las crisis empiezan cuando nadie las espera y se acaban cuando nadie se da cuenta“. Es una de aquellas frases que te hacen reflexionar y que te acompañan toda la vida. Seguramente sería más cierta si se sustituyera el “nadie” por un “casi nadie”, pero perdería esa eficacia que te lleva a la reflexión.

A estas alturas de la crisis estructural que estamos sufriendo ya hemos tenido mucho tiempo para reflexionar de lo inoportunas que son de venir sin avisar y de hacerlo siempre en el peor momento. Ahora toca analizar si se está acabando y hasta qué punto somos conscientes de ello.

En lo que hace referencia a los profesionales de nuestro sector, desde hace meses hay bastante movimiento, ofertas, contraofertas, búsqueda desesperada de determinados perfiles y, lo que es más significativo, no sólo se buscan perfiles técnicos sino que cada vez se valora más el experiencia en gestión y dirección. En cuanto a las empresas vuelve la inversión en proyectos para abrir nuevos canales de venta o para implantar nuevas estrategias de marketing.

Estos indicadores pueden hacer evidente a los profesionales que los perciben que la crisis es cosa del pasado y que poco a poco se va entrando en un ciclo de crecimiento. Esta percepción aún no se ha generalizado y los que se pueden beneficiar aún son minoría, pero las oportunidades están ahí: no seamos los últimos en darnos cuenta de ello y reaccionemos.

Esto mismo que ocurre con los profesionales, está pasando con las empresas. Después de tanto tiempo controlando gastos y luchando por sobrevivir, no se dan cuenta que algunas empresas de la competencia les llevan ventaja y hace tiempo que se han adaptado a los nuevos entornos, necesidades y oportunidades que toda crisis provoca y que se multiplican cuando es estructural, como es el caso, provocada por la explosión de innovaciones tecnológicas.

El concepto “ecosistema digital” se puede definir como el conjunto de soluciones tecnológicas que rodean a una organización o un individuo. Es habitual utilizar un ordenador en el trabajo y a la vez tener un portátil en casa, una o varias tablets, un móvil inteligente, algún dispositivo para escuchar música, un televisor inteligente, una consola de juegos y, los deportistas, una pulsera que controla la actividad física. Estos dispositivos, junto con las aplicaciones que se utilizan, los sitios en Internet que se visitan y las redes sociales donde se participa, constituyen el ecosistema digital de cada individuo o empresa. Es un lugar único y totalmente personalizado donde la extensión y perímetro crece día a día.

Buscando respuesta a la pregunta, los departamentos de TI de las empresas están preparados para este nuevo entorno aparecen paradojas. Se dispone mejor tecnología, conexiones más rápidas y mejores servicios a nivel particular que en el lugar de trabajo. El coste de la inversión para equiparar la tecnología por parte de la empresa es perfectamente asumible pero no se hace alegando restricciones por motivos de seguridad, desconfianza o reticencias al cambio. Cada nueva innovación provoca cambios, pero siempre parece que se va a un ritmo insuficiente. La gran cantidad de información disponible permite ofrecer mejores servicios pero no se quieren asumir por miedo a vulnerar la intimidad. Y, finalmente, en cuanto más pequeña es la empresa más rápidamente puede reaccionar y cambiar ante los nuevos avances tecnológicos.

Y como reflexión final hay que pensar que Cloud, BigData, Asistentes Inteligentes, Inteligencia Artificial, Deep Learning, In-Site Location, Realidad Virtual y Aumentada, Drones, Coches Conectados o las Impresoras 3D ya son tecnologías del pasado. El 2020 está previsto que haya en el mundo unos 26.000 millones de dispositivos conectados, que las interfaces cerebro-máquina se hayan desarrollado, que sea habitual alquilar Inteligencia Artificial, que la telepresencia holográfica haya reemplazado a los sistemas de video-conferencia y que sea ​​normal encontrar robots por la calle.

¿Cuando tardarán las empresas en darse cuenta de que el escenario ha cambiado y que la crisis ya es historia?

Miquel Boix Planas
Vicedecano de presidencia ejecutiva del COEINF

Editorial de la revista informàTICs # 3 con la colaboración de CIOs.cat

informàTICs 3 especial CIO portada


A %d blogueros les gusta esto: